En un estudio realizado por Viola Frymann, una de las madres de la osteopatía craneal, se constató que de 1250 niños estudiados sólo el 10% no presentaban disfunción craneal y sólo el 20% presentaba lesiones craneales visibles. Con lo cual, un 90% de los bebés que pensamos que están sanos tienen alguna disfunción craneal.
Además añadía que el primer signo indicativo de disfunción craneal es una dificultad con la succión con los problemas para la lactancia que esto supone. Otros signos son irritabilidad, problemas digestivos, déficit o exceso de tono muscular y poca movilidad.
También demuestra que el tratamiento osteopático en bebés puede prevenir muchas lesiones y enfermedades en el futuro niño y en el adulto.
Si quieres leer el artículo completo puedes pinchar aquí.
¿Estás segur@ de que tu bebé está sano? Asegúrate, una revisión ahora será un seguro de salud para su futuro. 
Si tu hijo ya no es un bebé y no la hiciste, ahora es un buen momento para hacerlo. Los niños que están en edad de crecimiento y probando su sistema locomotor constantemente está bien revisarlos al menos una vez al año para asegurarnos de que no tienen ningún problema que interferirá en su crecimiento. La capacidad de adaptación de un niño es mucho mayor que la de un adulto con lo que una caída para nosotros nos obliga a ir al osteópata porque no podemos soportar el dolor, a ellos no…  y cuando vienen a consulta por una revisión rutinaria resulta que tienen más lesiones que los mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *