523946320_0897e4a5df_b

Aunque es verdad que los bebés utilizan la lengua y la boca para descubrir el mundo y relacionarse con el entorno que les rodea, no es normal que esté continuamente metiendo y sacando la lengua.

Si tu hijo está así con frecuencia esto podría indicar que tiene mucha tensión en la parte anterior del cuello y hace este movimiento repetitivo para poder coger aire mejor y regular sus presiones. Este fenómeno es frecuente en bebés que han tenido sufrimiento fetal durante el parto, o aunque no lo hayan tenido han tenido un parto muy largo, y también es frecuente en los bebés que traen vueltas de cordón.

Pero lo que hace que nos vengan a visitar a los osteópatas es que con frecuencia la lactancia materna es difícil, con dolor en el pecho para la madre o porque el niño no se engancha bien y no gana el peso que debiera o también porque presenta cólicos.

Esta tensión en el cuello y en toda la cadena anterior hace que la mandíbula se vaya hacia detrás (retrognatia) y la lengua también lo que justifica esta dificultad para la lactancia materna.

Así que, ya veis, nuestros bebés nos muestran con gestos sencillos dónde tienen su dificultad pero no os preocupéis que ésto se puede arreglar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *