Aniversarios con rosas, aceites esenciales y libros

Hoy estamos de aniversario: celebramos un añito esencial coincidiendo con una jornada muy emblemática en Cataluña: el 23 de abril es el día de Sant Jordi, la fiesta del amor, de los libros y de las rosas. Las calles se llenan de paradas y se inundan de fragancias, creando un ambiente de alegría, de paz y de romance.

Pero hoy no queremos hablaros de los libros que más se van a vender en esta diada, si no de los más de seis millones de rosas que se van a comprar y regalar. No es una cuestión baladí que de la sangre del dragón que mató Sant Jordi naciera una rosa que entregó a la princesa. La rosa posee la frecuencia energética más alta en su campo, por eso su delicioso, sensual y cautivador aroma es capaz de levantar el ánimo, relajar y aliviar el estrés, calmar los sentimientos de ira y rabia, apaciguar los cambios de humor y actuar contra la frialdad. Millones de enamorados en el mundo se regalan rosas, pues su reputación de flor afrodisiaca se la tiene bien merecida.

La rosa es utilizada en perfumería, cosmética y medicina desde hace siglos. Un altísimo porcentaje de los perfumes de mujer contiene esencia de rosa, siendo el componente más valioso de todos. En los productos cosméticos es muy apreciada por sus propiedades hidratantes y suavizantes, porque reafirma la piel seca y arrugada, afina las arrugas, aumenta la elasticidad de la piel, y calma irritaciones y eccemas. Pero no solo eso, la rosa también se emplea como uso medicinal, siendo considerado el médico árabe Avicena, de finales del siglo IX, el primer responsable de la destilación de la rosa, publicando después un libro sobre las propiedades curativas del agua de rosas. Entre otras podemos citar sus atributos antiinflamatorios, antioxidantes e inmunomoduladores.

El aceite esencial de rosa es el aceite más caro de todos, puesto que el proceso de cosecha y su posterior destilación es el más delicado y costoso. Pero la buena noticia es que la esencia obtenida es tan potente y tan fuerte que se recomienda usarla diluida. Para prolongar y alargar la vida del aceite esencial de rosa puedes diluir una simple gota en diez mililitros de cera vegetal de jojoba y usar esta dilución en tus preparados.

¿Cómo no quieres que la gente esté feliz con tantos millones de rosas en la calle el día de Sant Jordi? Sí o sí, el inconfundible aroma a rosas va a acompañarte durante varios días. Disfruta de este día, alimenta tu alma con literatura y fragancias, y no dejes escapar la ocasión de embriagarte con ellas siempre que puedas. Nosotras también festejamos este día y muchos más. ¡Gracias!

Para saber más sobre el aceite esencial de rosa, visita nuestra web www.mariajosediazdemera.com y contacta con nosotras.