¿CUÁNTOS BEBÉS NACEN “BIEN”? LA PRIMERA PREVENCIÓN: OSTEOPATÍA

En un estudio realizado por Viola Frymann, una de las madres de la osteopatía craneal, se constató que de 1250 niños estudiados sólo el 10% no presentaban disfunción craneal y sólo el 20% presentaba lesiones craneales visibles. Con lo cual, un 90% de los bebés que pensamos que están sanos tienen alguna disfunción craneal. Además añadía que el primer signo indicativo de disfunción craneal es una dificultad con la succión con los problemas para la lactancia que esto supone. Otros signos son irritabilidad, problemas digestivos, déficit o exceso de tono muscular y poca movilidad. También demuestra que el tratamiento osteopático en bebés puede prevenir muchas lesiones y enfermedades en el.